C/ Paraje de la Vega, s/n 24767 Jiménez de Jamuz - León

Actualidad

12/11/2015

Diferencias entre carnes rojas y blancas

Diferencias entre carnes rojas y blancas

Está claro que tanto las carnes rojas en León como las blancas son necesarias para llevar una dieta sana y equilibrada. En las siguientes líneas repasamos las diferencias entre ambas desde el punto de vista nutricional.


Lo cierto es que la diferencia se sustenta en la cantidad de hierro, purinas y grasa que contienen ambos tipos de carne. Y, por supuesto, en el sabor. Tanto la carne roja como la blanca contienen proteínas, vitaminas y minerales en abundancia. En la Bodega Asador El Capricho te recordamos que la carne consumida de forma regular contribuye al crecimiento y desarrollo de los tejidos además de a la prevención de enfermedades como la anemia y la desnutrición. Las carnes rojas son las de vacuno como la vaca, el buey y el toro. También se incluyen en esta categoría las carnes de caza como la liebre, la perdiz, el pichón, el faisán o la codorniz. 


En cambio, las carnes de pollo, pavo o conejo son que conocemos como blancas. El caso del cordero y del cerdo es curioso porque se clasifican en carnes rojas o blancas según la edad del animal y de su alimentación. La carne de los corderos adultos tiene un color rojo más intenso que la de los jóvenes, que es más rosácea. Lo mismo pasa en el cerdo. Si el solomillo se considera carne roja, el lomo de cerdo es una carne blanca. Entonces, ¿cuáles son las diferencias nutritivas entre las carnes rojas de León y las blancas? Las rojas contienen más hierro. De hecho su color rojo viene dado por la mioglobina, pigmento de las fibras musculares que contiene este mineral. Es además un hierro que nuestro organismo puede absorber con facilidad. Aunque la carne roja puede ayudar a combatir la anemia, en exceso puede provocar gota, obesidad y problemas cardiovasculares. Por último, la carne roja representa además un mayor aporte calórico aunque innegablemente tiene más sabor y son carnes mucho más jugosas.